عربي中文EnglishFrançaisРусскийEspañol

Reducir la desigualdad en los países y entre ellos

 

Meta 10.3

Garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad de resultados, incluso eliminando las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y promoviendo legislaciones, políticas y medidas adecuadas a ese respecto

Las normas reconocidas internacionalmente elaboradas por la CNUDMI promueven la igualdad de oportunidades, reduciendo la desigualdad de resultados y resolviendo problemas de discriminación. La labor de la CNUDMI en el ámbito de las garantías mobiliarias, por ejemplo, tiene por objeto crear condiciones equitativas para todos en cuanto al acceso al crédito y el costo de este. La Asamblea General ha puesto de relieve la pertinencia de las normas de la CNUDMI para “crear desarrollo, crecimiento económico y empleo inclusivos, sostenibles y equitativos, generar inversiones y facilitar la actividad empresarial”; para “la paz, la estabilidad y el bienestar de todos los pueblos”; para “la cooperación económica universal entre todos los Estados sobre una base de igualdad, equidad, el interés común y el respeto del estado de derecho” y para “el fomento de la buena gobernanza, el desarrollo económico sostenido y la erradicación de la pobreza y el hambre”. La Asamblea alienta a los Estados a que utilicen las normas de la CNUDMI cuando introduzcan reformas en su derecho mercantil. La CNUDMI, por conducto de su secretaría, ayuda a los Estados a entender, utilizar, promulgar, interpretar y aplicar sus normas. Véase también la meta 16.b para el análisis de cuestiones conexas.

Meta 10.6

Asegurar una mayor representación e intervención de los países en desarrollo en las decisiones adoptadas por las instituciones económicas y financieras internacionales para aumentar la eficacia, fiabilidad, rendición de cuentas y legitimidad de esas instituciones

La Asamblea General y la CNUDMI han subrayado la importancia de la labor de la CNUDMI para los países en desarrollo y han expresado su deseo de apoyar a los Estados en desarrollo  para que participen en mayor medida representados por “personalidades destacadas en el campo del derecho mercantil internacional” y contribuyan así más activamente a la creación de un derecho mercantil uniforme. El logro de una participación más amplia de los países a través de expertos se considera importante no solo para la elaboración de normas de derecho mercantil aceptables a nivel internacional, sino también para el aumento de la capacidad y los conocimientos especializados en el plano local a fin de “crear un entorno de reglamentación que propicie la actividad empresarial, el comercio y la inversión”. Véase también la meta 16.8, en la que se examinan cuestiones conexas y se proporcionan los datos del fondo fiduciario establecido con el fin de prestar asistencia para sufragar los gastos de viaje de los países en desarrollo que son miembros de la CNUDMI.

Meta 10.b

Fomentar la asistencia oficial para el desarrollo y las corrientes financieras, incluida la inversión extranjera directa, para los Estados con mayores necesidades, en particular los países menos adelantados, los países africanos, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral, en consonancia con sus planes y programas nacionales

Una de las fuentes de financiación para el desarrollo es la ayuda multilateral e internacional. Los donantes, si les preocupa la falta de transparencia y rendición de cuentas, la complejidad y el alto costo de las prácticas de contratación y la mala gestión de los fondos públicos, serán reacios a desembolsar fondos. En el marco de la eficacia de la ayuda, los países receptores se han comprometido a introducir reformas en esos sectores de sus economías. En respuesta a ello, los donantes se han comprometido a utilizar los sistemas de los países asociados a medida que esos países vayan introduciendo normas convenidas mutuamente. Véanse también las metas 1.a, 17.1, 17.3 y 17.5 para el análisis de cuestiones conexas.